Aumento del contenido erótico en medios de comunicación en américa latina, durante la última década

tec-12

Introducción

En este ensayo, se expondrán las diferentes consecuencias que tiene el incremento del contenido erótico en los medios de comunicación, como radio, televisión, revistas, periodismo entre otros. De igual forma es necesario aclarar que el erotismo no es malo, a menos que sea utilizado de manera excesiva o de formas inadecuadas con objetivos irrespetuosos, que pueda restarles valor a las personas o en otros casos, su identidad. El erotismo es definido por Román Gubern (2000), como cualquier contenido que refleje las relaciones sexuales humanas, desde un beso, un contacto piel con piel, mano con mano, hasta el coito mismo.

Desde el inicio de los medios de comunicación, el erotismo ha sido utilizado, como objetivo principal; crear y mantener la atención de los consumidores, mismo que hasta la fecha parece ser cien por ciento efectivo e infalible. Incluso se ha utilizado en grandes eventos históricos, como la propaganda nazi de la segunda guerra mundial, o la invitación a la milicia estadounidense, también en esta época. Esto nos deja ver que este contenido no solo funciona para promocionar artículos, o como técnica de marketing, de igual forma, la plantación de ideas y el fortalecimiento de ellas se ven fuertemente beneficiados.

Es muy claro que el contenido erótico ha crecido exponencialmente, ya que su uso constante distorsiona el pensamiento de las nuevas generaciones y cada vez se vuelve más común y su consumo, más irresponsable, Román Gubern (2000), señala que el contenido erótico es 37% mayor en medios de comunicación, principalmente la televisión, revistas y claramente, la publicidad.

En México, las revistas más vendidas (Tv notas y Tv y Novelas) siempre presentan una imagen sexualmente atractiva en la portada, sin mencionar que en el resto de su contenido continúan apareciendo este tipo de imágenes. también hay que hacer evidente que el propósito de estas revistas, en teoría, no es el de entretener sexualmente al público, sino sacar a luz diferentes escándalos y situaciones que rodean a los famosos latinoamericanos.

¿Qué hay de malo dentro del erotismo?

Como se dijo en un principio, el erotismo, en su conceptualización no significa algo malo, tampoco prohibido, de hecho es una forma de exponer la belleza del cuerpo humano. El problema se desarrolla cuando es utilizado en exceso y con fines poco éticos, ya que puede traer consecuencias físicas y psicológicas, para los consumidores, productores y creadores de este contenido. Es una realidad que el consumo constante del erotismo genera una percepción errónea sobre diferentes cosas, como el significado del cuerpo femenino y masculino, las relaciones sexuales, y el valor humano, por así llamarlo, de las personas.

Es importante señalar que los hombres son el público mayormente afectado, ya que son los principales consumidores de este contenido, ya que por naturaleza son más deseosos de coito. Según el Instituto Nacional de las Mujeres (INM) en 2010, de cada 100 consumidores 86 eran hombres y 14 mujeres. Es muy amplia la diferencia, y por lo tanto los afectados son más.

Considero que las cifras nos presentan una oportunidad para analizar la realidad, tanto del aumento del contenido erótico, como el hecho de que los hombres consumen más y pueden llegar a presentar mayores consecuencias. Me parece impactante que la estadística se de esta manera y que no podamos generar consciencia y mucho menos un cambio.

¿Qué consecuencias presenta el uso excesivo del material erótico en medios de comunicación?

Dentro del tema de los hombres, y el hecho de que son más propensos al consumo del contenido erótico, viene la primer consecuencia de todas, que a pesar de ser causada por el género masculino, también afecta a las mujeres. Como contexto, es necesario saber que el contenido erótico en medios de comunicación, siempre muestran cuerpos estéticamente bellos, es decir mujeres y hombres tonificados, con figura y atractivos visualmente. Conociendo esto es fácil deducir que esta consecuencia radica en eso, la creación de estereotipos de la mujer, como los hombres se acostumbran a ver cuerpos femeninos “perfectos”, las mujeres comunes, por así llamarlo, no logran llenar sus expectativas y son discriminadas y excluidas. Claramente esto lleva a que la mujer acepte estos estereotipos y quieran cumplir con las características que estos poseen.

Esta primera consecuencia a largo plazo puede generar muchas otras, la más clara de ellas, son los trastornos psicológicos que ocasiona principalmente en las mujeres. El género femenino es más susceptible a caer en estereotipos de belleza, y al ser creados por los hombres, las mujeres se esfuerzan en conseguir verse como estos estereotipos, muchas lo logran, pero muchas otras no. Este porcentaje de mujeres que no consigue tener este cuerpo ni ser consideradas bellas, se ve fuertemente afectado psicológicamente. A estas mujeres puede originarles  problemas como depresión, aislación, ansiedad, entre otros. De igual forma pueden  desarrollar diferentes trastornos alimenticios, bulimia y anorexia, los más comunes (INM 2010).

Ya que se están exponiendo casos que rodean a las mujeres, y tomando en cuenta que son ellas las más utilizadas para la creación del contenido erótico, existen ciertas situaciones en las que las modelos se inutilizan, es decir, llegan a creer que solo pueden desarrollarse en esa área y nada más. Estos casos se presentan comúnmente a la hora del despido, cuando una mujer es despedida por alguna agencia, su principal contraargumento es el de “solo sirvo para esto”. Tal es el caso de la modelo de lencería y trajes de baño, Lorena Villela, perteneciente a la agencia de modelaje de Palacio de Hierro, quien a su corta edad (20 años), fue despedida por “falta de expresión¨, la modelo en ese momento entró en una crisis depresiva y se justificaba por la misma frase, “solo soy buena en esto, solo sé hacer esto”.  Esta falsa creencia se genera a partir de que el trabajo que realizan es relativamente fácil y no exige un esfuerzo intelectual. Los hombres también llegan a presentar este tipo de trastorno, si así puede nombrarse, pero es mucho más común entre las mujeres.

Otra consecuencia del abuso del contenido erótico, que a mi parecer es la más importante es lo que Herbert Marcuse en 1964, en su obra El hombre unidimensional, nombra como “la cosificación de las personas”. Es claro que las personas no están consideradas como objetos, o como algo que tenga un valor y un bien material. Sin embargo, existen casos en los que las personas dejan de ser lo que son y se vuelven un objeto ante las audiencias y los consumidores, son estos mismos los que restan su valor y los comienzan a ver por su uso, que es la exhibición de su cuerpo. Igualmente, las mujeres son las más afectadas por esta situación, son las principales víctimas de la cosificación y es real que dejan de ser consideradas como personas, simplemente son algo que va a satisfacer ciertas necesidades sexuales y que se reduce a una imagen o video.

Lo mencionado anteriormente nos encarrila hacia otra situación preocupante. Hombres y mujeres, al ser consumidores activos del erotismo en medios de comunicación, comienzas a crear diferentes deseos y necesidades falsas. Esto quiere decir que comienzan a sentir una especie de dependencia a este contenido, ya que se han creado falsas necesidades principalmente sexuales o en cierta forma pasionales, que solo pueden ser satisfechas viendo este material, además de los deseos de poseer lo que se está presentando en este contenido. El detalle aqui, es que no solo se desea adquirir el producto, sino también quien lo anuncia o la manera en que se anuncia.

Esto último nos deja ver que somos propensos a dos cosas principalmente. En primera instancia, al consumo del contenido erótico, y al ser este excesivo, también nuestro consumo se vuelve de esta manera. En segunda instancia, somos susceptibles a que nuestra mente se vea influenciada por este tipo de material, ya se vio con los ejemplos de los estereotipos, la dependencia al contenido, la cosificación de las personas, entre otros. Los productores dentro de los medios conocen nuestra susceptibilidad y es por esto que el erotismo dentro de los medios va en aumento. Nuestra sensibilidad ante este contenido, nos puede llegar a jugar sucio, ya que nuestras decisiones pueden verse influenciadas por ello. Dentro de la mercadotecnia, las empresas utilizan el erotismo para agrandar el consumo de algún producto, verbigracia, la empresa Sabritas y su producto “Ruffles”, en la mayoría de sus comerciales publicitarios, se utiliza una actriz que presenta una actitud incitadora y seductora hacia una papa, que claramente simboliza una figura masculina.

Otro claro ejemplo es el de la revista mexicana “Tv notas”. Como contexto hay que saber que es la revista más vendida en México (Revista 20 minutos, 2016), y de las más vendidas en proporción, en Latinoamérica. Esta revista en cada una de sus ediciones, en la portada, muestra cuerpos visualmente atractivos, principalmente son mujeres las “protagonistas” en esta revista. Evidentemente esto último es su técnica de atracción de público y meramente de ventas, lo que les ha traído grandes resultados.

De esto mismo existen muchos más ejemplos, como el de las marcas de ropa Armani Exchange, Calvin Klein, Channel, entre muchas otras que también utilizan el erotismo en la publicidad de sus productos y esto significa una de las principales razones de su consumo.

Finalmente, también es necesario sacar a la luz el asunto de la educación sexual y el consumo del contenido en menores de edad, con mentes inmaduras y poco educadas sexualmente hablando. En México, la educación sexual sigue siendo un tema poco resaltado y por lo tanto con un nivel de conocimiento escaso o nulo. Esto mismo lleva a que las mentes de los jóvenes no estén preparadas para este tipo de contenido y fácilmente sean perturbadas. Además, acelera el proceso de dependencia y deseo de este contenido.

Por otro lado, existe también la parte de la mercadotecnia y la venta de productos, que significan gran parte de la economía de grandes empresas dentro del sector privado de los países. Es muy claro que el contenido erótico vende, ya que mantiene la atención del público y fácilmente manipula las decisiones y el consumo de los productos que se ofrecen.

Es un hecho que el contenido erótico es un método infalible para la atracción del público y la venta de los productos, de hecho, podría considerarse como el más efectivo. Grandes empresas no dudan en utilizarlo, ya que significa amplios beneficios monetarios y para el prestigio de la empresa, de la marca y del producto.

Como conclusión, se pueden resaltar nuevamente las consecuencias que el abuso del consumo de contenido erótico puede generar, y como ya se mencionó anteriormente, no solo involucra la parte de la audiencia, también genera consecuencias negativas para los productores de este material. A pesar de esto, el erotismo significa el aumento en las ventas y promoción de diferentes productos y servicios.

Creo que es fundamental conocer las razones en las que el erotismo se vuelve inconveniente para las personas en general y las consecuencias que esto genera, para así finalmente conseguir un cambio y un uso adecuado del erotismo. Finalmente, esto también puede traer beneficios para el área mercadológica y de ventas, ya que se intensificarían los esfuerzos para desarrollar nuevas y más efectivas técnicas dentro de la mercadotecnia de las grandes empresas. El beneficio más importante, bajo mi perspectiva, es el de volver a darle el valor a las personas por quienes son y no por su uso, es decir eliminar la “cosificación” de las personas, por medio de la valuación real y esencial de las personas, esto sólo puede lograrse si se conocen las causas de esta situación y se transforma la perspectiva. Esto a su vez cambia los estereotipos que se tienen principalmente de las mujeres, y todo comenzará a retomar su individualidad.

Referencias  

Foucault, M. (2005). Historia de la sexualidad. El uso de los placeres. Madrid, España:

Siglo XXI.

Gubern, R. (2000). El Eros electrónico. Madrid, España: Taurus.

Instituto Nacional de las Mujeres (2011). Las mujeres y los medios de comunicación.

Recuperado de: cedoc.inmujeres.gob.mx/documentos.download/100762.pdf

Marcuse, H. (1964). El hombre Unidimensional. Washington, Estados Unidos: Ariel.

Marcuse, H. (1955). Eros y Civilización. Nueva York, Estados Unidos: Ariel.

Osorio, G. (2011/ Junio). Medios de comunicación, publicidad e industria cultural: hacia la

generalización de lo erótico-sexual. Revista Científica de América Latina, el Caribe y Portugal. 4 (85), 22-29. Recuperado de: http://www.redalyc.org/articulo.oa?id=47802803

Pasquali, A. (2001). Comunicación y cultura de Masas. Madrid, España: Monte Ávila

Editores.

20 minutos. (Octubre 3, 2016). Las revistas más vendidas. 20 minutos, 6, 21-23.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s